El divorcio contencioso en España

el-divorcio-contencioso-espana

El divorcio contencioso en España se produce cuando los cónyuges no son capaces de llegar a acuedos sobre su separación.

Normalmente se discute por la custodia de los hijos, la pensión alimenticia o por el reparto de bienes.

Tiene que presentarse una demanda de divorcio en el juzgado por uno de ellos.

La demanda debe ir firmada por abogado y procurador.

Cuando el juzgado la admita a trámite se la enviará a la parte demandada para que conteste en el plazo de 20 días con abogado y procurador.

Se fijará fecha para juicio donde intervendrá el Ministerio Fiscal en caso de que existan hijos menores.

Se podrá recurrir ante la Audiencia Provincial.

El divorcio en España

el-divorcio-espana

El divorcio en España desde hace unos años es fácil e incluso rápido.

Todo depende de la voluntad de los cónyuges.

Hay dos tipos de divorcio, el amistoso, también llamado divorcio express y el contencioso.

El divorcio de mutuo acuerdo requiere el acuerdo de ambos cónyuges y que firmen un convenio regulador. Pueden hacerlo ante un notario (divorcio notarial) o ante un juez.

El divorcio contencioso requiere una demanda en un juzgado y que cada cónyuge vaya con un abogado de familia y un procurador.

Lo más rápido es por el notario, en unas 48 horas la pareja está divorciada, pero no han de tener hijos menores.

Artículo 92 del Código Civil

1. La separación, la nulidad y el divorcio no eximen a los padres de sus obligaciones para con los hijos.

2. El Juez, cuando deba adoptar cualquier medida sobre la custodia, el cuidado y la educación de los hijos menores, velará por el cumplimiento de su derecho a ser oídos.

3. En la sentencia se acordará la privación de la patria potestad cuando en el proceso se revele causa para ello.

4. Los padres podrán acordar en el convenio regulador o el Juez podrá decidir, en beneficio de los hijos, que la patria potestad sea ejercida total o parcialmente por unos de los cónyuges.

5. Se acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento. El Juez, al acordar la guarda conjunta y tras fundamentar su resolución, adoptará las cautelas procedentes para el eficaz cumplimiento del régimen de guarda establecido, procurando no separar a los hermanos.

6. En todo caso, antes de acordar el régimen de guarda y custodia, el Juez deberá recabar informe del Ministerio Fiscal, y oír a los menores que tengan suficiente juicio cuando se estime necesario de oficio o a petición del Fiscal, partes o miembros del Equipo Técnico Judicial, o del propio menor, valorar las alegaciones de las partes vertidas en la comparecencia y la prueba practicada en ella, y la relación que los padres mantengan entre sí y con sus hijos para determinar su idoneidad con el régimen de guarda.

7. No procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el Juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica.

8. Excepcionalmente, aun cuando no se den los supuestos del apartado cinco de este artículo, el Juez, a instancia de una de las partes, con informe favorable del Ministerio Fiscal, podrá acordar la guarda y custodia compartida fundamentándola en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor.

9. El Juez, antes de adoptar alguna de las decisiones a que se refieren los apartados anteriores, de oficio o a instancia de parte, podrá recabar dictamen de especialistas debidamente cualificados, relativo a la idoneidad del modo de ejercicio de la patria potestad y del régimen de custodia de los menores.