Es muy habitual en Valencia dejar una vivienda en precario a un familiar a un amigo, etc…

No hay contrato, no se paga renta, simplemente se deja la posesión de un inmueble durante un tiempo a una persona a cambio de nada.

La persona que usa dicha vivienda se llama precarista.

Por ejemplo una padre tiene una vivienda sin usar y se la deja a un hijo porque los alquileres están muy elevados y así ,va ahorrando para comprarse un piso en el futuro.

Hasta aquí todo bien, pero el problema viene cuando el dueño quiere recuperar su vivienda y el precarista no se quiere ir. ¿Qué hay que hacer?

Si por las buenas no hay manera de que el precarista abandone voluntariamente la vivienda tendremos que solicitar el auxilio judicial.

Te contaré lo que tienes que hacer.

Busca un abogado especialista en desahucios por precario en Valencia.

Una vez  que lo hayas elegido, el letrado elaborará una demanda de desahucio por precario, que debe estar firmada por un procurador y la presentará en el juzgado de primera instancia de Valencia.

A la demanda hay que adjuntar el título de propiedad del dueño, y exponer brevemente los hechos. Hay que solicitar el desahucio y que se fije una fecha de lanzamiento para recuperar la vivienda.

Una vez esté admitida la demanda por el juzgado, éste notificará al precarista demandado para que conteste en un plazo de 20 días con abogado y procurador. Lo habitual en este caso, es que acuda al colegio de abogados de Valencia para que le asignen un abogado y un procurador de oficio.

Contestada la demanda, se fijará una fecha para la celebración del juicio.

Tendrá la parte demandada muy complicado ganar el juicio, pero siempre le quedará, si es condenado a abandonar la vivienda, recurrir ante la Audiencia Provincial de Valencia en apelación.

La nueva ley de vivienda, vuelve a ponerlo más complicado para los propietarios y obliga, en la presentación de la demanda acreditar mediante una certificación la titularidad de inmuebles. ¿Qué es esto? Pues hay que demostrarle al juzgado que no eres un «gran Tenedor», es decir, que no tienes más de 10 pisos.

También debes tener en cuenta la palabra de moda en todos los desahucios «la vulnerabilidad». Para que lo entendamos, se trata de otra excusa que tiene el precarista (el inquilino o el okupa) para retrasar más el desahucio. Lo que hacen es ir al colegio de abogados y decirle al abogado de oficio que no tienen recursos, que son vulnerables y que pida a los servicios sociales que redacten un informe para que los declaren vulnerables.

Si es así, es decir, el informe dice que son vulnerables, el juez (y tu abogado) tendrá las manos atadas para desahuciarle hasta que el Gobierno levante la suspensión de los desahucios para personas vulnerables. Como sabes, esta suspensión se creo con el Coronavirus y se está prorrogando cada poco tiempo.

No obstante, te recomiendo presentar la demanda de desahucio por precario en Valencia cuanto antes, dado que los juzgados están colapsados y las agendas para los lanzamientos por el servicio comun de notificaciones y embargos están saturadas, por lo que cuanto más tardes en presentar la demanda, más tarde recuperarás la posesión de tu casa.